miércoles, 16 de febrero de 2011

Tikanchasqa

Recuperando el Arco iris terrestre;una época de resurrección para América latina,empezamos a vernos por primera ves en el espejo sin autodespreciarnos.

Eduardo Galeano.

lunes, 14 de febrero de 2011

Aprendiendo

"Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una
mano y encadenar un alma.

Y uno aprende que el AMOR no significa acostarse.

Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender ....

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza
a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende
a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es
demasiado inseguro para planes ... y los futuros tienen su forma de caerse
por la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del
Sol puede quemar.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de
esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que
uno realmente vale, y uno aprende y aprende ... y así cada día.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen
futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos
sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por
acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y que quien no
lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen
hiriendo durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es
atributo sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy
probable que la amistad jamás sea igual.

Con el tiempo te das cuenta que aun siendo feliz con tus amigos, lloras por
aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona
es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser
humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o
desprecios.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el
sendero del mañana no existe.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen,
ocasiona que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,
sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado,
añorarás a los que se marcharon.

Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir
que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante
una tumba ya no tiene sentido.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo..."

Jorge Luis Borges

sábado, 29 de enero de 2011

Buscar o Esperar...


EL DESARRAIGO...
El hombre es el único ser de la creación que necesita habitar para realizar acabadamente su esencia. ser, estar pertenecer..El animal construye una guarida transitoria, pero aquel que instaura una morada en la tierra:constituye la patria.
El desarraigo es interpretado como la Falta de interés o lazos con el entorno en que se vive, es el inconstante estar aquí pero ser de allá, no pertenecer a ningun lado, sin embargo extrañar algo que no se tiene o que se perdio en el transcurso de la vida es un devenir de esta era.

Ser desarraigado puede ser dejar atrás, ya sea por necesidad o por libre elección, el lugar donde nos desarrollamos a lo largo de nuestras vidas para seguir nuestro camino en otra parte. también las personas que se instalan en otro país y que adoptan sus culturas evitando los usos y costumbres del país de donde vienen (cualquiera fuera el motivo), aquí el desarraigo puede ser escogido por la persona (que a lo mejor no se sentía a gusto de donde venia) o forzoso para poder adaptarse a la situación que le toca vivir en algún lugar que no siente de su pertenecía. esta palabra también es usada para desprenderse de cosas materiales, ideales.

Es el desarraigo: un sentimiento de no-identificación con la sociedad en la que el sujeto está inscrito y una añoranza por aquélla en la que sí se sentía integrado. El desarraigo es una combinación de sentimientos encontrados. Sin embargo, aunque a veces siente angustia por sentirse lejos de su país de origen, por su familia primitiva, la mayoría de las veces se asume esta condición. Algunos llegan a acabar convirtiéndose en "ciudadanos planetarios", según sus propias palabras. En definitiva, todo se reduce a una cuestión cuasi-personal-social, el círculo que rodea al sujeto, la microsociedad que se crea a su alrededor es lo que determina su vida; es lo que condiciona la forma en que percibe la realidad y en cómo la asume.Sin embargo las depresiones se multiplican, el desarraigo se acentúa; y la publicidad sigue construyendo las infraestructuras de recepción de sus mensajes. Sigue perfeccionando medios de desplazamiento para seres que no tienen ningún sitio adonde ir porque no están cómodos en ninguna parte; sigue desarrollando medios de comunicación para seres que ya no tienen nada que decir; sigue facilitando las posibilidades de interacción entre seres que ya no tienen ganas de entablar relación con nadie. La separación de lo anterior y la adaptación a lo nuevo. El sentimiento de soledad, el rechazo inconsciente a lo nuevo, la añoranza, la frustración permanente, el miedo al fracaso, son las figuras emocionales que acompañan al desarraigo.
Mucho se habla del desarraigo de los exiliados y tambien de los pueblos originarios, pero, si miramos bien a nuestro lado hay un grupo de personas que sufren esto sin ser exiliados ni indígenas y son aquellos que han perdido su familia o no han sido acogidos por ellos, hijos de padres separados que volvieron a rehacer su vida, resulta que ellos ahora tienen dos familias, pero ninguna de las dos es la suya, van por la vida buscando ese hogar, pero no pueden armar el propio huyen del compromiso, temen el fracaso, andan errantes por el mundo, sintiéndose pásajeros en tránsito, van mirando por la ventana del tren, buscando un nuevo destino pero es como ser habitante de un universo ajeno.